viernes, marzo 09, 2007

Antisionismo y Antisemitismo

Buena parte de las discusiones acerca de antisionismo y su relación con antisemitismo se ven dificultadas y extendidas por una errónea definición de lo que es el antisionismo.

El antisionismo es la oposición y negación del derecho de autodeterminación del pueblo judío. El antisionismo se opone a la existencia del Estado Judío por considerarlo ilegal, ya sea cuestionando el emplazamiento de dicho Estado y abogando por ende con su destrucción, ya sea negando que el pueblo judío sea una Nación, afirmando que es una religión y que no necesitan un Estado. De más está decir que las críticas que se le puedan hacer al antisionismo son muchísimas, y para ello recomiendo unos artículos en el blog de Fabián. El primero habla sobre el antisionismo en general. Es muy bueno. El segundo texto habla sobre el antisionismo marxista. También es muy bueno el análisis que efectúa.

Muchos no están de acuerdo con las políticas que hace tal o cual gobierno del Estado de Israel. Eso no es ser antisionista. Eso es simplemente disentir con políticas. Pero a nadie se le ocurriría concluir que por disentir con el gobierno israelí, el Estado de Israel debe ser destruido, o los judíos no tienen derecho a un Estado propio. Es decir, el problema está en que muchos críticos de políticas de Israel erróneamente y desde el desconocimiento dicen ser antisionistas, sin saber honestamente que es el sionismo y que implica ser antisionista. Pero ojo, tampoco caigamos en la ingenuidad de permitir el antisionismo bajo el paraguas de “simples e inocentes criticas al gobierno de Israel”. La critica enfermiza, estigmatizante, obsesiva, siempre negativa en contra de Israel también es indicativo de algo.

Cuando increpas a los antisionistas y les muestras que ser antisionista es una manifestación antisemita (excepto en unas pocas excepciones que se muestran en el artículo de Fabián), en tanto el antisionista niega el derecho de autodeterminación del pueblo judío (y solamente del pueblo judío) pero acepta otros movimientos nacionales, reaccionan diciendo "yo no soy antisemita", "ustedes los sionistas llaman antisemita a cualquiera que denuncie sus crímenes", etc. Y la reacción que tienen es entendible, ya que no comprenden en que consiste el sionismo y en que consiste el antisionismo. Sucede que en los medios de izquierda se iguala al sionismo con imperialismo. Se es anti-imperialista, y también se es anti-sionista.

Por eso para efectuar debates se debe tener cuidado de varias cuestiones:

1) Dejar en claro que es el sionismo, que es el antisionismo y que es el antisemitismo. Esta cuestión parece simple, pero no es menor. Depende de la tozudez del interlocutor aceptar que el sionismo es simplemente un movimiento nacional como cualquier otro.

2) Una vez que se habla en términos correctos, debatir cuidadosamente sin mezclar los términos

3) Evitar llegar a conclusiones respecto del interlocutor hasta que no esté indudablemente definida la postura ideológica del mismo, y hasta que no esté indudablemente claro que el interlocutor se expresa con los términos apropiados.

4) Remarcar que el antisionismo es una manifestación antisemita. No implica que el antisionista sea la reencarnación de Hitler. Simplemente implica que está discriminando al judío (al pueblo judío) al negarle un derecho que si se le otorga al resto de los pueblos. Nada más. Igualmente no es poca cosa...

Estos cuatro puntos parecen cosas fáciles de hacer pero no lo son. Parecen cosas tontas, pero de ningún modo lo son. Por sobre todas las cosas, estas cuestiones contribuyen a generar debates interesantes y a evitar "etiquetar" erróneamente a los usuarios que (erróneamente) se autodenominan antisionistas.

Y por lo demás, contribuye especialmente a evitar la frustración de sentir que no nos podemos comunicar con el resto, que el debate es inútil, etc.

No quiero irme sin antes dejarle unos excelentes links sobre el tema. Originalmente la idea del post era hacer un artículo de opinión. Pero están tan bien escritos estos textos que simplemente les pongo los links:

Sobre antisionismo en general: Texto1 del blog de Fabián.
Sobre antisionismo marxista: Texto2 del blog de Fabián.
Aquí hay una buena discusión en el blog de Klovs sobre antisionismo y antisemitismo.

Saludos!
Buena Prensa, Buen Mundo!

14 comentarios:

Andrés dijo...

Magníficos los textos de Buenaprensa y Fabián. Los voy a difundir inmediatamente.

Anónimo dijo...

nazis de mierda leed un aspecto mas del apartheid de palestina.


Sin papeles' en su propia tierra

Entonces, los chiíes que hoy nutren Hezbolá lanzaban arroz a los militares hebreos con tal de que les libraran de los palestinos. Sobhia emigró a Damasco (Siria). Hasta que en 1996, de nuevo hizo maletas y recaló en Gaza con su marido, natural de la franja. Ella entró en el territorio ocupado con un documento de viaje egipcio. Él, no.

Lo militares israelíes lo expulsaron. No salgo de Gaza desde hace diez años, ni veo a mi esposo desde entonces. Ya se ha casado con otra", cuenta Sobhia. Vive en Bait Lahia con tres de sus cuatro hijos, a los que mantiene con un miserable sueldo de 220 euros. Su documento egipcio caducó. No hay manera de renovarlo para escapar del gueto.

Suman entre 40.000 y 50.000 los palestinos convertidos en sin papeles en su tierra. Decenas de miles emigraron a cualquiera de los países árabes en los años sesenta, buena parte de ellos tras la ocupación israelí de la franja y Cisjordania en 1967. Es la norma que cualquier persona tenga parientes cercanos en la diáspora. Creyeron muchos de ellos que, firmados los Acuerdos de Oslo en 1993 y establecida la Autoridad Nacional Palestina, vendrían mejores tiempos. La menuda y enérgica Sobhia ha escrito cartas a toda instancia posible, siempre sin respuesta. La expedición de documentos en Cisjordania y Gaza es competencia de Israel. Conociendo a Sobhia, no puede sospecharse que esté implicada en nada que pueda afectar a la seguridad del Estado sionista. No se trata de eso. Varias ONG israelíes denuncian que el objetivo es quebrar vínculos familiares, impedir que los palestinos regresen a sus casas. Ya lo dijo David Ben Gurión, respecto a los emigrados en 1948: "Hay que hacer lo posible para que no vuelvan. Los viejos morirán, los jóvenes olvidarán".

No es sólo Israel quien se esmera para que este laberinto burocrático, que fue aceptado por los negociadores palestinos de la OLP en los años noventa, continúe vigente. "Cuando caducó mi documento de viaje", relata Sobhia, "traté de renovarlo ante el consulado egipcio en Gaza, pero me dijeron que debía hacerlo en la embajada donde lo habían expedido, en Damasco. Lo he intentado varias veces y no me contestan. No tengo pasaporte ni carné de identidad. En algunas empresas no me contratan por eso, y de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (UNRWA en sus siglas en inglés) tampoco recibo ayuda porque no puedo justificar que soy refugiada". Un sindicato agrícola le da empleo. En su sede limpia los despachos y prepara té.

A Nema Qudeh, de 65 años, nacida en Jaffa, hoy un barrio de Tel Aviv, nunca se le borra la sonrisa. En 1948, su familia fue expulsada y se instaló en Beni Suhaila, cerca de Jan Yunis. Nema impartió clases a niños de hasta 12 años durante varias décadas. Primero en Gaza; desde 1965, en Kuwait; a partir de 1968 en Jordania, donde se casó, y después viajó a Argelia. Su marido, también profesor, es Suleimán Qudeh: "Trabajé hasta 1998 y cuando me jubile regresé a Gaza. No cobro ninguna pensión del Gobierno palestino, y eso que he pagado durante décadas el 5% de mi salario a la OLP. Ahora no tengo ni seguro médico. Para cobrar la pensión que recibo desde Argel, de 120 euros, he tenido que facilitar el número de cuenta bancaria de una persona a la que he autorizado. ¡Ah!, y la OLP sigue cobrándome el 5%".

A sus 67 años, este partidario hasta la médula de Al Fatah sólo lamenta no disponer de un pasaporte para peregrinar a La Meca y no poder cultivar sus tierras. "Están junto a la frontera, pero no podemos acercarnos desde 2001 porque los soldados israelíes disparan". Gaza jamás ha sufrido carencias como hoy día, a juicio de este hombre que ha vivido el mandato británico, el poder de las autoridades egipcias, que gobernaron Gaza hasta 1967, y la ocupación israelí. Como Sobhia, malvive en el desamparo: "No podemos recibir ayuda de la UNRWA, no constamos como refugiados".

Los cuatro hijos de Sobhia también son cautivos de este sinsentido, porque los descendientes de estos sin papeles heredan esa condición. "Yo ya no espero nada. Pero lo peor es que mis hijos están en la misma situación. Mohamed no pudo alistarse en la policía, no le dan trabajo sin documentación", explica Nema. Sólo mediante el matrimonio con una persona que cuente con pasaporte o carné en vigor es posible que la prole pueda escapar de este infierno. Así lo ha hecho Mohamed, siempre desempleado a sus 29 años. Por lo menos sus hijos no quedarán atrapados en esa telaraña tejida sobre tantos intereses.

Justo lo que intentó el Gobierno de Hamás, que emitió meses atrás unos carnés para los indocumentados palestinos. En las calles se llama el documento Siam, en alusión al ex ministro del Interior, Said Siam. Sin embargo, como cuenta el pediatra Kanaan Husein, "el carné no tiene numeración y no es aceptado por los bancos. Me indigna que se reconozcan los expedidos por Israel y no los emitidos por el actual Ejecutivo". Kanaan, casado y con cinco hijos también sin papeles, es un privilegiado comparado con Sobhia, Suleimán o Nema, aunque lleve 12 años sin pisar otro lugar que la decadente Gaza. Cuando menos, ha conseguido trabajo en el Hospital Mohamed Al Durra y en su casa se aprecia que no hay apuros. Aunque no podrá recuperar, a sus 45 años, el tiempo perdido. "No pude aprovechar muchas oportunidades de estudiar, de asistir a congresos. No he podido progresar en mi profesión".

Las peripecias de Kanaan comenzaron con su traslado a Yemen en 1980, donde estudió medicina. Los turbios y eternos conflictos entre los países árabes le impidieron el retorno siete años después. "En 1987, la policía egipcia me devolvió en el aeropuerto. Adujeron que había salido por Jordania y que por allí tenía que regresar. Las relaciones del Gobierno egipcio con la OLP eran entonces muy malas". "Ahora", continúa, "es peor. Mi esposa necesita cirugía plástica porque tiene una quemadura en el pecho. No puede operarse ni visitar a su familia, que todavía vive en Yemen".

Prometen las autoridades palestinas -ya lo hicieron dirigentes de Al Fatah antes de las elecciones de 2006- que pronto se resolverá todo. Que podrán ingresar en un hospital de otro país, acudir a conferencias, estudiar en el extranjero, respirar fuera de la franja. Sobhia, Suleimán, Nema y Kanaan no lo creerán mientras no lo vean.

BuenaPrensa dijo...

Anónimo del comentario efectuado el 12/3/07 06:18

Gracias por tu comentario aunque no guarda absolutamente ninguna relación con el texto del post.

Del mismo modo, no se a que te refieres con el Apartheid de Palestina (presumiblemente efectuado por los Israelíes), cuando el texto habla sobre una pareja musulmana con problemas de papeles inmigratorios, que lamentablemente sufrieron una de las tantas consecuencias de la guerra Arabe-Israelí y de las ineficiencias de las burocracias de la ANP, de Israel y de las Embajadas Egipcias y Sirias. Digamos que el conflicto se soluciona rápido si el Consulado Egipcio en Gaza le renovara el documento, cosa que no hace. No veo que culpa tiene el gobierno israelí en eso.
El artículo a la vez comenta que existen otros ciudadanos en igual situación de "indocumentados", debido a problemas burocraticos de no visible solución en el horizonte próximo.

Mas llamativo es que le atribuyas la culpa a Israel de los otros trastornos jubilatorios de la ANP para con su población pasiva, con el ejemplo de la mujer que vive en Jaffa, hizo sus aportes jubilatorios y la ANP no le paga la jubilación. Vergonzoso, aunque duele admitir que aquí en Argentina vivimos situaciones similares, con nuestros abuelos cobrando jubilaciones miserables y deshonrosas.

También es interesante el caso del hombre que no puede acercarse a sus tierras que están en la frontera desde 2001 porque le disparan los soldados israelíes. Claramente es una muestra de las terribles consecuencias para ambos pueblos de la Intifada iniciada por Arafat luego de patear las negociaciones de Camp David II. Antes del 2000 este agricultor no tenía ningún inconveniente en trabajar su tierra contigua al Estado de Israel. Fue el liderazgo palestino el que convirtió el campo agricola palestino en un campo de batalla. Lamentablemente, gente trabajadora como este agricultor sufren las consecuencias de los errores de la dirigencia política palestina.

También es llamativo que digas "nazis de mierda, leed un aspecto mas del apartheid de palestina" cuando luego pones el ejemplo de los problemas entre el gobierno egipcio, la OLP y Jordania.

Lamentables historias de serios inconvenientes que se le genera a la gente en situaciones de enfrentamiento bélico, situaciones de guerra y terrorismo, y situaciones de desconfianza entre los propios Estados Musulmanes.

Si tu de eso extraes una lectura de "nazis de mierda leed un aspecto mas del apartheid de palestina.", honestamente te digo que no envidio para nada tu capacidad (reducida) de lectura comprensiva, y mucho menos tu capacidad de caracterización de una situación indeseable, horrible sin dudas, pero que de ningún modo puede calificarse como apartheid. Dicho adjetivo aplicado a los ejemplos que tu pones solo representa una banalización y un insulto a aquellos que efectivamente si sufrieron la discriminación sistemática del apartheid.

Saludos!
Buena Prensa, Buen Mundo!

El libertario dijo...

Hola Buenaprensa!

Gracias por agregarme, yo tb lo he hecho. Muy interesante tu escrito sobre este espinoso tema, en cuanto tenga un poco más de tiempo leeré los textos de los links que has dejado. Saludos!!

sandra dijo...

BP, este pedido no tiene que ver directamente con este post, pero sí con la temática de tu blog. Podrás alguna vez escribir sobre la guerra de los 6 días? Desde tu punto de vista: antecedentes, cómo empezó, qué podría haberse hecho mejor, etc... Sería muy apreciado.

BuenaPrensa dijo...

Ok, será tenido en cuenta.
Muchas gracias por la idea... generalmente esto de postear depende fundamentalmente de la inspiración.... así que las propuestas de temas pueden funcionar como buenos disparadores.

Saludos!
Buena Prensa, Buen Mundo!

Juan dijo...

Desde luego, pretender que el nacionalismo israelí es un nacioalismo como cualquier otro es ignorar deliberadamente la historia. En mi opinión, la única experiencia de Estado comparable a Israel es Liberia, producto de una mezcla de mesianismo fanático, intento (en un caso por USA y en el otro por Europa)de solucionar un problema étnico por el expediente de trasladar a otra parte a la etnia en cuestión. Y, por supuesto también pesan los intereses geoestratégicos de las grandes potencias; que bien estamos pagando su poco juicio. No soy antisemita (por cierto, los árabes también son semitas), pero puestos a elegir modelos de hebreo, me quedo con Marx frente a Herzl

BuenaPrensa dijo...

Juan:

Gracias por el comentario. Paso a contestarte por partes:

1) Mesianismo y Sionismo: el sionismo es fundamentalmente un movimiento laico. Yo diría que extremadamente laico, pese a que existen algunas vertientes minoritarias de índole religiosa, pero nunca mesianica. Son justamente los judíos ultra-religiosos mesianicos los mayores opositores al Estado de Israel dentro del espectro del mundo judío. Seguramente habrás oído de la secta Neturei Karta (de aproximadamente 5000 integrantes). Aquí dejo un video que clarifica la cuestión:
http://buenaprensa.blogspot.com/2006/09/neturei-karta-los-ultra-ortodoxos.html

2) Respecto de los intereses geoestrategicos de las potencias, cabe mencionar que casi todas las creaciones de Estados-Nación, desde del siglo XIX y XX se corresponden con los intereses de tal o cual potencia. La independencia Argentina se correponde con los intereses Británicos de colocar sus productos aquí. ¿Que me dices de la independencia del Reino de Jordania? ¿O de Iraq? ¿O de Panamá?
Un buen artículo al respecto está aquí:
http://buenaprensa.blogspot.com/2006/08/observaciones-de-pablo-jacovkis.html

3) Antisemitismo: dices en un error involuntario que "No soy antisemita (por cierto, los árabes también son semitas)"
Resulta que el concepto de antisemitismo se aplica unicamente a los judíos. Hasta 1879, el odio hacia los judíos no tenía siquiera un nombre especial. Ese ano Wilhelm Marr acunó el término "antisemitismo" a fin de distanciar el fenómeno de toda connotación religiosa. El panfleto de Marr, "La victoria del judaísmo sobre el germanismo considerada desde un punto de vista no-religioso" exhortaba a que se hostilizara a los judíos independientemente de sus inclinaciones religiosas. Pero el vocablo que Marr eligió tiene varios defectos. En principio, "semitas" no hay. Puede hablarse de lenguas semíticas, o de grupos semitas de la remota antigüedad, pero suponer que, por ejemplo, un judío de Holanda, uno de Etiopía pertenecen a la misma "raza semita" junto con un árabe de Marruecos, es a todas luces absurdo. En segundo lugar, y más importante aún, personas contra los semitas, no sólo que no hay, sino que nunca hubo. Jamás se crearon partidos, publicaciones, o ideas que combatieran a los "semitas". Es más, la voz se presta a juegos de palabras. En una ocasión el canciller egipcio Amer Musa respondió a una acusación preguntando: "¿Como vamos a ser antisemitas, si nosotros somos semitas?" Lo lamentable es que el término acunado por un judeófobo como Marr se difundió por doquier, aun cuando tres anos después, un prestigioso pensador judío, León Pinsker, sugirió la más apropiada palabra, "judeofobia", para caracterizar el encono hacia los judíos.
"Judeofobia" es más precisa porque en el prefijo senala el verdadero destinatario de esta aversión, el judío, y en el sufijo alude a su carácter irracional. Es cierto que en psicología "fobia" también responde a su origen griego, "miedo". Y se habla de ailurofobia (miedo a los gatos), nictofobia (a la noche) o claustrofobia (a los lugares cerrados). Pero en ciencias sociales tiene un significado más cercano al odio (no al temor) como en "xenofobia" (odio a los extranjeros).
La judeofobia no es una forma de la xenofobia, puesto que los judíos no son extranjeros de los países en los que viven. Y si, como dijimos, tampoco son una raza, la judeofobia no es una especie del racismo. Es un fenómeno muy singular...
Puedes leer mas aquí:
http://es.wikipedia.org/wiki/Antisemitismo
o aquí:
http://www.masuah.org/judeofobia.htm

Saludos!
Buena Prensa, Buen Mundo!

Anónimo dijo...

cuando un estado se dedica a practicar "asesinatos selectivos" merece su destrucción. Me da igual que se llame Israel, España (los GAL), Rusia (Chechenia) o EEUU.

Equiparar el antisionismo con el antisemitismo quiebra la ley de Godwin claramente. Es la falacia ad-hitlerium. Te has pringado en ella.

Un día escribiré un post explicando como la derecha (que rajaba de la confabulacion judeo-masónica) puede ahora estar tan cerca de la posición de Israel y que es lo que realmente se mueve detras.

BuenaPrensa dijo...

Anónimo:

Los asesinatos selectivos son un tema espinoso y debatible. Ciertamente constituyen un dilema moral. Por un lado el Estado está asesinando a un terrorista que está planificando un atentado en el que morirían muchas personas. Asesinar al terrorista entonces permite salvar vidas. Por otro lado le da al Estado una discrecionalidad muy importante: ¿quien dice que es terrorista? ¿hubo un juicio? ¿hay pruebas? ¿hay testigos? Sabemos que no hay juicio, y que las pruebas y testigos la dan los servicios de inteligencia, que dependen del Estado. Pero si se hicieran las cosas correctas, un juicio, buscar testigos, recabar pruebas, etc., todo eso insume mucho tiempo y el atentado ya se cometió! Es un dilema moral, no tiene una solución optima que no sea pasible de crítica.

Podríamos hablar largo y tendido respecto de los asesinatos selectivos, pero me interesa mas otra parte de tu comentario, en el que decías:
cuando un estado se dedica a practicar "asesinatos selectivos" merece su destrucción. Me da igual que se llame Israel, España (los GAL), Rusia (Chechenia) o EEUU.

Pues siguiendo tu criterio, entonces creo que no quedaría ningún país sin destruir.
Empezando por todos los Estados Latinoamericanos, que en la decada del 70 practicaron en forma sistematica el Terrorismo de Estado, siguiendo con casi todos los Estados Africanos que en medio de guerras civiles en las cuales participa el Estado se han cometido verdaderos Genocidios, siguiendo con Cuba que ha fusilado a opositores políticos, pasando por EEUU que, entre otras cosas cometió masacres en Vietnam. Tampoco se salva España, con su Santa Inquisición, la expulsión de Moros y Judíos, el genocidio de los pueblos americanos originarios en manos de los Virreyes de la Corona Española, y el Franquismo.
Francia, Belgica y Portugal, otras potencias imperiales han masacrado a la población de cuanta colonia tuvieron. Inglaterra, la "reina de los mares" tampoco tuvo problemas en asesinar en forma "poco selectiva" a la gente de los paises que sometía. Sin contar con los ataques contra civiles alemanes en la Segunda Guerra Mundial. Hablando de Alemania, ese Estado ha sido responsable por millones de muertos en la Segunda Guerra Mundial, y el asesinato sistemático de judíos, eslavos, homosexuales, gitanos, discapacitados y protestantes, entre otros. La URSS también ha cometido atrocidades contra opositores políticos y contra pueblos bajo su orbita de influencia. ¿Y que me dices de los Estados musulmanes de Medio Oriente? Creo que no queda ni uno de pie. Según tu criterio, habría que eliminar a Iraq, ya que Saddam Hussein gaseo a miles de Kurdos Iraquies. Y Turquía creo que tampoco se salva: entre el Genocidio Armenio y la opresión a los Kurdos. La Republica Islámica de Irán ha asesinado a mas de 4000 homosexuales desde 1979, y a decenas de miles de opositores políticos. Jordania ha asesinado a mas de 20.000 palestinos en Septiembre de 1970. Siria a asesinado a miles de Libaneses durante los 30 años que duró la ocupación Siria a Libano. El gobierno de Egipto no permite la oposición y encarcela y asesina a los opositores. En Libano las Falanges Cristianas han asesinado a Refugiados Palestinos del sur de Libano. Y podría seguir con la lista, pero no tengo ganas...

Según tu criterio, todos estos paises deberían ser destruídos.
Pero claro, primero empecemos con Israel.... y despues vemos que hacemos con el resto, ¿no? Esa doble moral... ay ay ay!

Saludos!
Buena Prensa, Buen Mundo!

Polmac dijo...

Corrección: ser antisionista NO es estar en contra de la autodeterminación del pueblo judío. Es estar en contra de que se autodeterminen en el Estado de Israel, que no les pertenece; en algún momento fue suyo, pero en la actualidad están ahí por la fuerza y de forma ilegítima.

El sionismo consiste en la búsqueda de un Estado judío en su "territorio histórico", es decir, Israel, como se puede ver en varias fuentes, entre ellas esta: http://www.zionismontheweb.org/zionism_definitions.htm

Luego ser antisionista no es estar contra su derecho a tener un Estado. Es estar en contra de su derecho a tenerlo en un lugar que no les pertenece, y donde han entrado y se mantienen con sangre: Israel.

BuenaPrensa dijo...

Polmac:
En el post del blog dice claramente:
"El antisionismo es la oposición y negación del derecho de autodeterminación del pueblo judío. El antisionismo se opone a la existencia del Estado Judío por considerarlo ilegal, ya sea cuestionando el emplazamiento de dicho Estado y abogando por ende con su destrucción, ya sea negando que el pueblo judío sea una Nación, afirmando que es una religión y que no necesitan un Estado."

Tu argumento es bien simple y lo resumo del siguiente modo: "No estoy en contra de la autodeterminacion de los judíos. Simplemente sucede que no hay ningún territorio disponible"
Es decir, si Israel no es el lugar "adecuado" para que estén los judíos, pese a que allí están todos sus lazos culturales, religiosos e historicos: entonces cual es el lugar adecuado? ¿La antartida? ¿Marte? ¿Algun satelite de Saturno?
Es antisionismo puro, porque le niega el derecho al pueblo judío a tener su Estado, esta vez no bajo el pretexto de que no son un pueblo o que no lo merecen, sino bajo el pretexto de que "en ese lugar no... y en ese otro tampoco... y mas allá tampoco..."
A los fines prácticos tiene las mismas consecuencias: "destruyamos a Israel, no es legal que exista"

Saludos!
Buena Prensa, Buen Mundo!

Santi Benítez (Sun_Tsu) dijo...

En principio es cierto que la única solución al conflicto en Oriente Próximo, en relación a Israel y Palestina, es la creación de dos Estados, y lo que es más importante, que aprendan a convivir en paz.

Hasta ahí estoy de acuerdo contigo.

Otro tema muy diferente es el que esgrimes a lo largo de toda la exposición.

Empezaré por Sharón, el asesino de Sabra y Shatila (se masacraron más de 3000 personas entre palestinos y libaneses, y eso es historia), y tu no comparación con Admadineyah. Está claro que Admadineyah es peligroso para la zona, aparte de ser un fanático religioso. Pero es que el problema de fondo no es ese. Dices que Sharón ha sido presidente de un pequeño país sin influencia en la zona... menos chorradas. Aquí el problema es que ahora mismo quien único cuenta con armas nucleares en la zona es Israel, y lo que Israel no quiere es tener a ningún otro país cerca que las consiga - obviando que quien gobierne ese país sea un loco o no-, y si eso no es cuestión de influencia en los vecinos que tiene alrededor pues ya me dirás que es.

En cuanto a que Israel no tiene ningún conflicto con el Líbano... Israel ha sido fuerza militar ocupante del Líbano en dos ocasiones, una en 1982 y otra el otro día - no sé si es que por ahí no se ven las noticias-. Y para poder hacerlo se aprovecha de que el Líbano no tiene, por decirlo así, ejército propio como tal, en gran parte porque tanto a Estados Unidos como a Israel no les interesa que lo tengan. Para colmo de males se manipuló de tal manera a la opinión pública libanesa por parte de los servicios de inteligencia hebreos que, al final, optaron por sacar de sus fronteras al único ejército que impedía lo que ocurrió el otro día por parte del ejército israelí, echaron a la milicia siria - que, recordémoslo, es un país laico, el único, en medio de todo el mogollón que tienen montado en la zona por una cuestión de pura influencia geopolítica aquellos que pueden aprovecharse de ella. ¿Y esos quienes son? pues a buen entendedor, pocas palabras bastan-.

En cuanto a cagarse en la legalidad internacional... pero hombre de dios, si vulnerar los acuerdos de Oslo durante 15 años no es cagarse en la legalidad internacional, teniendo en cuenta que esos acuerdos están refrendados por toda, toda la comunidad internacional a través de la ONU, pues ya me dirás que es.

El terrorismo no es excusa, no es excusa ni razón para que un ejército pertrechado asesine personas a sangre fría. Y te puedes poner como te dé la gana. No es comparable la intifada, niños con piedras en la mano, con tanques disparando obuses contra las casas como represalia. No es comparable aplicar la ley a un terrorista, la ley - que conlleva detener al terrorista, juzgarlo y encarcelarlo-, con asesinar a 20 personas sacándolas de su casa y pegándoles un tiro en un muro. No es comparable. A no se que estemos hablando de los territorios palestinos ocupados por Israel y la Alemania nazi de los años 40. Eso es comparable.

En cuanto a los niños descalzos o la gente pasando hambre en Palestina, suscribo completamente lo dicho por Joel, por dos razones:

La primera porque, al igual que él, yo sí he estado en Palestina por motivos de trabajo y la realidad es tal cual él la cuenta. Y la segunda porque, en este preciso instante, las ayudas internacionales están retenidas por parte de Israel con la excusa - esta vez, en otras han tirado incluso de que las ayudas en alimentos de la UE llevaban escondidas armas alemanas (¿...?)- de que mientras Hamás gobierne esas ayudas serán utilizadas para otras cosas que no sean dar de comer a la gente. En cuanto a esta última sólo decir que las ayudas, tanto monetarias como materiales son gestionadas directamente por el consorcio de ONGs dependientes del alto comisionado de la ONU radicado en Ginebra, con lo cual es imposible que sean utilizadas para ninguna otra cosa que para las que son asignadas.

Mala cosa la ignorancia y el fanatismo, amigo Buena Prensa.

El término Apartheid, y bajo mi punto de vista es algo suave, es completamente aplicable a lo que ocurre en los territorios ocupados. ¿Se encierra tras muros contruidos por el ejército israelí los pueblos y ciudades palestinas? - "(...) España está al lado de Israel frente al terrible azote del terrorismo, contra el que tiene derecho a defenderse por medios legítimos. España expresa su firme defensa de un Estado palestino viable y democrático que viva en paz y seguridad con el Estado de Israel.
Israel podrá contar con la comunidad internacional en la medida en que respete la legalidad internacional; y el trazado del muro de separación no lo hace.
España se compromete a no escatimar ningún esfuerzo político, diplomático o de cooperación para ayudar a traer la tan necesaria paz en Oriente Próximo.
Pero también hace un llamamiento urgente desde esta tribuna a los Estados Unidos de América, a la Unión Europea, a Rusia y a las Naciones Unidas para que pongan en marcha la hoja de ruta. Son cuatro instancias poderosas y queremos que apliquen una fuerza diplomática decisiva (...)
" - Esto es parte del discurso del Presidente Rodríguez Zapatero en la ONU con respecto a la Alianza de Civilizaciones, discurso que fue aplaudido durante casi diez minutos por parte de todos los embajadores en la ONU.

Y digo que el término me parece suave porque con coger cualquier libro de historia se ve que la cuestión no es Apartheid, es la construcción de guettos como el de Varsovia & Co.

Antes de terminar me gustaría dejar claro que ni tengo nada en contra de los Israelíes - israelíes, que no judíos, no todo el mundo que vive en Israel es judía, como no todo el mundo que vive en Roma es cristiano-, es más, todo lo que he dicho anteriormente pueden suscribirlo muchos amigos israelíes que han trabajado conmigo allí. Lo aclaro antes de que me vayas a saltar que como soy de izquierdas, que lo soy, y a mucha honra, soy "antisionista", que bonito palabro viejo, que diría Camilo José Cela, te viniste a buscar.

Ah, antes de que se me olvide. En Palestina hay olivos que tienen más de cien años. Esos olivos pertenecen a las familias que cultivaban la aceituna y el mish mish de siempre, porque siempre fue tierra de paso para beduinos que, a partir del siglo VII se extendieron por Egipto, Argelia, Libia, Mali y Túnez desde Arabia Saudita, Siria, Jordania e Iraq. Esa tierra en la que están esos olivos jamás fue país, y mucho menos perteneció a ningún judío. Pero que no fuera país no significa que esso palestinos no lleven allí más de diez siglos. Y no te quiero recordar aquí que Judea - no Israel, Israel jamás había existido como país antes de 1948-, que era un territorio mucho más pequeño que el que hoy día tiene el Estado de Israel, fue provincia Asiria, Babilonia, Persa, Macedonia, gobernada por el imperio seléucida, Roma y Bizancio. Es decir, jamás fue nación.

Y nada más. Dice el dicho que amor no quita conocimiento, y yo diría que en tu caso es tremendamente aplicable.

Ôo-~

Apocalipsis dijo...

Si no entendí mal creo apreciar una contradicción entre el punto uno y el punto cuatro. Si hay diferencia entre sionismo, antisionismo y antisemitismo...¿por qué se afirma que el antisionismo es una manifestación de antisemitismo? Si unos se afirman en la fe (y son semitas) y otros se afirman en el Estado y en el territorialismo? Muchos rabinos son antisionistas, y que les diremos: antisemitas ¿Basados en qué?
Saludos

 
Free counter and web stats