miércoles, diciembre 20, 2006

ONG: Amnistía Internacional y el Conflicto

Aquí les dejo con un interesante escrito de Alan Dershowitz que muestra el tratamiento sesgado que poseen las Organizaciones de Derechos Humanos, en este caso Amnistía Internacional (AI), en la evaluación del conflicto Arabe-Israelí. En este caso, se puede observar como el tratamiento de un problema de género (discriminación de la mujer en la sociedad palestina) es atribuído enfáticamente al conflicto entre Arabe-Israelí, dejando de lado todas las otras consideraciones culturales y tradicionales de la sociedad patriarcal arabe de la cual los palestinos son parte. A tal punto se trastocan los roles en el informe de AI que se dice, alegremente, que: "Éste es el punto en el que convergen dos sistemas de subordinación –ocupación y patriarcado– en los Territorios Ocupados palestinos: cuando las mujeres se enfrentan al primero se someten al segundo. "

Es decir, según el informe es el conflicto y la ocupación los que obligan a las mujeres a someterse a la violencia de género. Según el informe es el conflicto el que lleva a los hombres a violentar a sus mujeres.

Dejando de lado el caso puntual del informe y metiendome en otro tema relacionado, no pude evitar observar una gran cantidad de condenas a Israel por parte de Amnistía Internacional, pero a la vez una buena cantidad de condenas a la ANP, a Hamás, a Al-Fatah, etc.
Sin embargo, en los medios de comunicación ya se sabe cuales son los informes que trascienden y poseen repercusión y cuales son sistematicamente envíados a la "papelera de reciclaje".

Ahora sí, con ustedes el texto de Dershowitz respecto al informe de AI, en el que además de las consideraciones que ya he realizado yo, se muestra claramente como se elaboró el informe de esta organización.

Saludos!
Buena Prensa, Buen Mundo!
---------------------------------------------------------
El chivo expiatorio del mundo

La necesidad compulsiva por parte de la extrema izquierda de seleccionar a Israel por lo que a menudo son condenas inmerecidas es perjudicial para el movimiento de derechos humanos, debilitador para el movimiento pacifista y está perjudicando a otras causas progresistas tales como el feminismo.

por Alan M. Dershowitz (03-10-2005)

La necesidad compulsiva por parte de la extrema izquierda de seleccionar a Israel por lo que a menudo son condenas inmerecidas es perjudicial para el movimiento de derechos humanos, debilitador para el movimiento pacifista y está perjudicando a otras causas progresistas tales como el feminismo. Al echar la desproporcionada culpa de los males del mundo al estado judío, estos fanáticos anti-Israel no sólo ignoran los problemas reales que muchos afrontan, sino que también proporcionan excusas a los autores materiales de males reales.

Considérese, por ejemplo, un reciente informe de Amnistía Internacional (“AI”) sobre la violencia perpetrada por varones palestinos contra mujeres palestinas en el West Bank y Gaza. El informe pretendía ser “parte de la campaña global de AI para detener la violencia contra las mujeres”. Tal violencia es un problema serio, especialmente en el mundo árabe y musulmán, porque muy pocos líderes dentro de estos grupos están dispuestos a condenarla y porque demasiados hasta la justifican como medio necesario de mantener el honor familiar y el dominio del varón.

El informe de AI documenta matanzas de honor de mujeres que habían sido violadas. En uno de tales casos, una niña de 17 años fue asesinada por su madre después de que fuera “violada repetidamente por sus dos hermanos”. En otro caso, una de 21 años “fue forzada por su padre a beber veneno” cuando se supo que estaba embarazada.

El informe de AI culpa sustancialmente de éstos y otros asesinatos a - lo adivinó - ¡Israel! He aquí la conclusión de AI, enumerando las causas de la violencia dirigida contra mujeres palestinas, presumiblemente en orden de importancia: “Las mujeres palestinas del West Bank y la Franja de Gaza son víctimas de múltiples violaciones como resultado de la escalada del conflicto, las políticas de Israel, y un sistema de normas, tradiciones y leyes que tratan a las mujeres como miembros inferiores de la sociedad”.

La “escalada del conflicto” (de la que AI culpa principalmente a Israel) y "las políticas de Israel” aparecen por encima de “las normas, tradiciones y leyes que tratan a las mujeres como inferiores”. El informe afirma que la violencia contra las mujeres “ha aumentado” dramáticamente durante la presencia israelí, y ha alcanzado “un nivel sin precedentes” como resultado de “la creciente militarización de la confrontación palestino-israelí”. Como si el West Bank y la Franja de Gaza hubieran estado libres de violencia contra las mujeres palestinas hasta la presencia israelí.

El 23 de agosto del 2005 hablé con Donatella Rovera, que es investigadora de AI en Israel y los Territorios Ocupados, y le solicité que me proporcionara los datos sobre los que basaba su conclusión de que la vio lencia contra las mujeres había escalado hasta “un nivel sin precedentes” durante la ocupación, y especialmente durante su fase más militarizada. También le pregunté si AI había comparado la violencia contra las mujeres en el West Bank ocupado y Gaza con la violencia contra las mujeres en las zonas árabe-musulmanas sin ocupar que tuvieran poblaciones comparables, tales como Jordania. Rovera reconoció que AI era incapaz de proporcionar tales datos comparativos, y confirmó que el informe se basaba en información anecdótica, procedente principalmente de ONGs palestinas. “Hablamos con cualquiera que hable con nosotros”, dijo.

Cuando le solicité una lista de ONGs que fueran las fuentes de información, rehusó proporcionarla porque “hay cosas que simplemente no podemos proporcionar a los de fuera”. Le aseguré que no estaba interesado en los nombres o en las características identificatorias, sino en los datos estadísticos referentes a las presuntas tendencias citadas en el informe, pero aún así rehusó proporcionar nada más que una recomendación de que buscásemos en Google “casi todas las ONG” de la región. Bajo estas circunstancias, es imposible que cualquier investigador imparcial reproduzca el estudio de AI y confirme o desmienta sus conclusiones.

ONG Monitor, una organización radicada en Jerusalén que analiza los informes realizados por otras ONG, condenó el informe de AI con el argumento de que “Los varones palestinos quedan condescendientemente excusados de asumir la responsabilidad de sus acciones”. Esto es verdad, como muestra la lectura cuidadosa del informe de AI. Escuche las excusas que proporciona AI: “Las restricciones de movimientos y los toques de queda que confinan a la gente en sus casas durante períodos prolongados, y el creciente paro, la pobreza y la inseguridad, que han forzado a que los hombres pasen más tiempo en casa, así como el incremento de las condiciones de confinamiento en el hogar, han contribuido al incremento de la violencia contra las mujeres dentro de la familia, abusos sexuales incluidos”. Al proporcionar estas “excusas a los abusos”, AI antepone su propia parcialidad política a los intereses de las víctimas femeninas. ONG Monitor caracteriza correctamente el informe de Amnistía como basado en “fuentes parciales” y “carente de credibilidad”.

El informe de AI atrajo mi atención a causa de uno de los pioneros del movimiento de derechos humanos, uno de los fundadores de Human Rights Watch que hoy está algo alienado de su propio movimiento. Como resultado de “su obsesivo enfoque en Israel”, me dijo, “estas organizaciones de derechos humanos se están convirtiendo en parte del problema”.

Ni la Cindy Sheehan de vigilia en Crawford, Texas, pudo resistirse a la tentación de culpar del terrorismo a Israel: “Saque a América de Irak y a Israel de Palestina y detendrá el terrorismo”. Los hechos de que el 11 de Se ptiembre precediera a Irak o que el terrorismo palestino comenzase años antes de que hubiera ocupación alguna no parecen importar a aquellos que están decididos a culpar al estado judío de los males del mundo. Tampoco pudo resistir la tentación el alcalde de Londres, Ken Livingstone (el “Rojo Ken”), de comparar a los terroristas que atacaron el sistema del transporte de Londres con los soldados israelíes que intentan prevenir el terrorismo. Y después está Alexander Cockburn, columnista para The Nation, que afirma carecer de “pruebas exteriores” suficientes para determinar "si son ciertas o no" las historias de que Israel perpetró tanto el 11 de Septiembre como los ataques con ántrax que le siguieron.

Esto es solamente la punta de un iceberg de fanatismo muy grande y desagradable. Las conferencias internacionales sobre feminismo, apartheid, esclavitud o ecología han sido incapaces de ponerse deacuerdo en algo que no sea la condena de Israel. Si se va a lograr la paz real - y si los movimientos de derechos humanos van a tener credibilidad - este obsesivo ensañamiento con Israel por parte de la extrema izquierda debe terminar. No hay muestras de que, incluso mientras el estado judío toma medidas dolorosas hacia la paz, estos ataques injustificados disminuyan.

Alan M. Dershowitz es profesor en la Facultad de Derecho de Harvard. Destacado columnista y especialista en apelaciones, ha representado entre otros a Claus von Bülow, O. J. Simpson, Anatoly Shcharansky, Michael Milken, Mia Farrow, o Mike Tyson. Está considerado uno de los 10 mejores letrados de la profesión y da conferencias frecuentemente. Su libro más reciente es La defensa de la paz (Wiley, septiembre del 2005), aunque es autor del bestseller Chutzpah y de Supreme Injustice, Reversal of Fortune y The Abuse Excuse. Otros títulos incluyen Just Revenge, The Genesis of Justice, The Advocate's Devil, y Re asonable Doubts: The Criminal Justice System and the O. J. Simpson Case.

11 comentarios:

noralicia dijo...

haber Julian si nos entendemos; la violencia de genero en pleno conflicto armado no soguzga al invasor sino al invadido, pèro como decirlo con tu epacio.territorial ya limitado.el hostigamiento de genero que es lo que aprendi en las catedras de la UNIVERSIDAD DE LUJAN , no estan ajenas a motivos tales como el conflicto armado u acasos no es hostigamiento que los ultimos en inmolarse sean mujeres una niña de casi 17 años y una anciana de 60 dos generaciones marcadas por la violencia de genero, es sabido el trato de la mujer en la comunidad islamica. pero el capitalismo y la occidentalidad no dejan de quedarse atras y digo las incontables violaciones durante el proceso militar , en El Salvador con los grupos de pax donde se les perdonaba ser asesinadas por someterse al abuso, en Ruanda en Timor Occidental , etc
que lo hace mas loable el golpe segun la religion, no se si este informe condice a la actualidad de cada zona alli mencionada pero e visto como se trata en la frontera JOrdana a las mujeres ante un CHEKPOINT y no es tan lejos de como trata un gendarme argentino en TARIJA a una hermana colla o aimara, espero que estos recaudos de toma de conciencia tenga ecos en alguna parte. pero no es ajeno que una zona militarizada como israel y los territorios no tengan en mal descarga . abusos reiterados a un genero que siempre se lo creyo debil , asi tambien el acoso sexual denunciado por soldadas israelies estan a la orden del dia, no es por eso ? que el presidente israeli cuelga de la picota y gran parte de la cupula militar por abusos reiterados a sus mujeres, bien no es nada nuevo deja mucha tela para corta, se sabe de las reiteradas violaciones de los turcos en los campamentos KURDOS , de los abusos frecuentes de las mujeres en el ejercito norteamericano y por estas pampas no quedamos lejos de que se le cuelgue el muerto , pero de que la primera causa de muerte en España es la violencia domestica y luego los accidentes en ruta , es cosa ya clara, por otro lado sinceramente alguno de Ud(s) y me dirijo al gran cumulo de hombres que participan en tu blog , alguna vez no alzasteis la mano a una mujer... yo lo dudo mucho en mi caso te pego un tiro en la frente.si te vienes pero hay muchas mujeres que creen que de esa forma se las contiene y contemplan , no me voy a poner yo en la mente de una mujer musulmana si con la ocupacion es mas violenta su vida, su vida es ya violenta por carecer de igualdad de oportunidades y vivir sometida a una constante lucha por ser digna. agur

BuenaPrensa dijo...

Dora:
Tu comentario, si bien lo comparto en parte, adolece de un grave error (quizás involuntario).

Que existe violencia de genero en los paises occidentales estamos de acuerdo. Negar eso es ser necio. En Argentina (por decir) la mujer no tiene las mismas oportunidades reales que un hombre, y eso se hace cada vez notorio cuando se baja en los estratos sociales. No posee el mismo nivel de ingresos para igual trabajo, existe discriminación laboral, acosos sexuales en ámbitos laborales, etc.

También es evidente que existe violencia de genero en los paises no-occidentales, y en los paises de mayoría musulmana en particular.

Sin embargo, esgrimir argumentos acerca de la (real y condenable) violencia de genero en Occidente frente a un texto que ilustra el problema de violencia de genero en el mundo islámico es trasgiversar la información y no distinguir proceso que tienen una diferencia cualitativa y cuantitativa inmensa.

No son equiparables la violencia de genero que se efectúa en Occidente con la violencia de genero que se efectúa en los paises islámicos. Y diciendo esto no pretendo defender el injusto tratamiento que sufren muchas mujeres en Occidente. Pero de ahí a decir que "el capitalismo y la occidentalidad no dejan de quedarse atras" respecto de la violencia de genero me parece totalmente exagerado y falaz.

Empezando por el hecho de que en Occidente existe legislación que defiende a la mujer de tratamientos injustos. Muchas veces la ley no se cumple y además sucede que muchos de los tratamientos injustos son dificiles de probar judicialmente.

Contrastemos eso con muchos Estados Islámicos, donde la mujer es discriminada desde el mismo ordenamiento jurídico. Mas aún, los tratamientos injustos ya no son cuestiones como las que ocurren en Occidente (en su mayoría abusos sexuales y violencia intrafamiliar), sino que se remiten directamente a los asesinatos de honor, lapidaciones por adulterio, ablaciones de clitorís, etc. Es vano buscar en las estadisticas casos de mujeres golpeadas por sus esposos, sencillamente por el hecho de que no son denunciados. En las violaciones, las mujeres lejos de ser consideradas victimas comienzan a ser juzgadas: ¿como han salido a la calle sin la presencia de un hombre de su familia? Sharmutas! Putas!
Los asesinatos por honor son raramente investigados, y cuando efectivamente se investigan las condenas suelen ser atenuadas por el mero hecho de que fue un "asesinato de honor".
No se puede comparar... son cuestiones incomparables.

A no malinterpretar: no defiendo ni minimizo la violencia de genero que se vive en Occidente, pero de ninguna manera se puede siquiera igualar con la violencia que sufren las mujeres en BUENA PARTE del Mundo Islámico. Y digo enfáticamente "buena parte" porque si uno camina por Turquía o Egipto notará que existen mujeres con burkas que caminan junto a sus maridos, así como también existen mujeres musulmanas occidentalizadas (lo que no quita que no estén sujetas a discriminaciones).

Respecto a que "el acoso sexual denunciado por soldadas israelies estan a la orden del dia" es tan solo otra forma de minimizar la inmensa e intensa violencia de genero que se ejerce en el mundo islámico (aunque se que ese no es tu objetivo, pero en definitiva termina minimizando).
Seguramente existe en Israel, y en las Fuerzas Armadas Israelíes, casos de acoso sexual, como sucede en casi todos los paises del mundo.
Pero constituyen casos aislados, no representativos de los que generalmente sucede. No son ni remotamente comparables con la persistente violencia que están expuestas las mujeres en buena parte de los Estados Islámicos.

Saludos dora!
Buena Prensa

pd: igualmente el objetivo del post no es adentrarnos en el tema de la violencia de genero en el mundo, sino mostrar
1) Como muchas de las mas respetadas ONGs adoptan posturas totalmente parciales, siempre que puedan, en contra de Israel. En este caso, analizando la violencia de genero en la ANP, culpan casi automaticamente a Israel, atribuyendole la mayoría de los males que sufren las mujeres.

2) La poca seriedad de los estudios de estas ONGs. Basarse en casos "anecdoticos" no posee ningún valor ni merece ningún tipo de respeto un estudio que haga semejante cosa. Al igual que no poner a disposición las bases estadisticas. Del mismo modo, basarse en ONGs fantasma que representan los intereses de una de las partes beligerantes en un conflicto bélico es cuestionable. Finalmente, sacar conclusiones categoricas del estilo "la violencia de genero ha aumentado desde la Intifada y a causa de las politicas Israelíes" no solo cae en la falacia "post hoc, ergo propter hoc" sino que también carece de datos como para sustentar semejante afirmación. Del mismo modo, lo que sería correcto es tomar datos de panel (series de tiempo y cortes transversales) y fijarse si la violencia de genero se incremento a lo largo del tiempo en la ANP y si difiere significativamente de la violencia en otros paises con poblaciones socioculturalmente similares.

noralicia dijo...

y que demostrarian Julian: cuanto es mejor vivir en una forma occidentalizada.como se limitaria la mujer bajo el yugo economico ,que le garantiza el divorcio y la anulacion , pero la limita en formas categoricas como establecerse economicamente en un mercado laboral si tu te separas la mejor parte te la llevas tu, solo que tu mujer tenga la habilidad de negociar su libertad. otra forma categorica de establecer violencia de genero, bajo el mandato machista. la concepcion es poetica, si israel provee una presion mayor sobre los territorios y por ello la observacion de esta ONGs y tu sabes bien , cielo , que no me pilla ninguna ONGs, pero antes lo criticabas , ahora entiendes de que indole se tallan . bueno pero sigo respondiendo estas premisas, israel no saca frutos de la victimizacion, siempre se lo critico al "judio por lloron y culposo" ahora ejerce fuerza bruta y dinamica de equipo, cierra filas frente al resto mundial y se posiciona en politica-poder, tiene una presencia y eso es mas de lo que hasta ahora a poco de cumplir los 60 años de esta fundacion de EStado se le viene con todo el resto del los paises , llamados libres. bien se entiende que la comunidad mundial es mas afecta a cerrar filas con los mas debiles y pone en cuestion que los arabes o mejor dicho los musulmanes , son las victimas y los israelies o mejor dicho los "judios " son los acedores de tales males, sera cuestion de moda, antes eran los chicanos, los negros , los indios y por siempre jamas como en NEVERLANd el malo es el que mas fichas tiene en este domino... esperemos un reclamo mundial sobre la "opresion de la mujer en los territorios" que son escudos humanos otra forma de vacilamiento, humillacion y coaccion hacia el genero, bien eso es hasta ahora , pero seguire dando mas opinion , que es lo que este articulo que pusiste esta buenisimo.
agur, julian...

noralicia dijo...

y no respondiste si tu como hombre alguna vez alzaste la mano a una mujer?

BuenaPrensa dijo...

Dora: dos respuestas

1) Esencialmente vemos que estamos de acuerdo. En lo unico que diferimos es en cuestiones de énfasis. Yo creo que el responder a acusaciones sobre la exacerbada violencia de genero que hay en los países musulmanes señalando la también existente violencia de genero en los paises occidentales es trastocar los términos, es falaz. Son incomparables. La opresión en un lugar es inmensamente mayor, mas extendidia y mas intensa, aceptada y protegida desde el mismo Estado, mas brutal y descarnada.

2) Sabes cuanto detesto la falacia ad-hominem. Si como hombre yo le pegue o no a una mujer no prueba nada, resulta solo en un dato anecdótico. Para tu tranquilidad, nunca le he levantado la mano a una mujer, excepto cuando era niño (pero no creo que eso cuente, me agarré de los pelos con una niña en la primaria).

Saludos!
Buena Prensa

noralicia dijo...

buen dato pasaste por la primaria, que es lo que eso tan solo prueba dices,mmmm
cuando dices desde el mismo EStado la falcia argumentativa , es tuya no deja brecha alguna que musulmanes y otros crios religiosos no provoquen opresion o mejor dicho "hostigamiento de genero" que es asi como lo categorizan las feministas o las que estudian cuestion de genero, y mira que soy generosa Sr Julian, no le puse de "genero y clase" que es mas significativo . por lo que veo no se puede creer que cuando se toca un tema tan puntual como la violencia sobre la mujer, y en este caso puntual , en los territorios , solo tu contestes y argumentes, se la han pasado opinando de todo tema que , pusiste pero en esta ,mutis por el foro, que buen ejemplo que les importa un comino el debate, sino es de machismo implicito en otros blog, todos opinan sobre un gilipollas que se la pasa amenazando a diestra y siniestra en eso gastan suelas.los que se visitan frecuentemente en este tema, ni rozan tocarlo
sabes que julian /ya que mi nik es noralicia y usas mi nombre / yo te nombro como tu te llamas... bien sigo diciendo nada mas claro que la violencia de genero . no les interesa a nadie , tu traes el dato porque te pillo el hecho que una ONGs saque mala prensa, pero mira , te pregunto tanto te interesa discutir sobre genero, porque mira que cuando no acordabas pliegos conmigo, me has tratado de forma muy hostil y me has doblegado por genero y eso fue machismo puro , pero lo dejo pasar , pa no tener resentimientos contigo,cielo, espero que no tires mas pelos de los que puedes tener en una mano, agur
y espero las respuestas por correo de lo que te envie, ten buen shabbat shalom, agur, gabon

BuenaPrensa dijo...

Noralicia: efectivamente, he puesto el informe de Amnistía Internacional por el solo hecho de que es una organización de DDHH que sistematicamente presenta informes tendenciosos, lo que tu llamaste "malaprensa". Ese fue el unico fin del post, y el tema puntual del informe de Amnistía Internacional, es decir la violencia de genero (todo un tema en sí mismo) en cierta medida es accesorio. Lo principal es el sesgo y la poca profesionalidad de una ONG presuntamente neutral y con mucha influencia en el mundo. El contenido del informe podría haber sido cualquiera.
Digo esto sin desmerecer ni minimizar la importancia de la violencia de genero. Pero esto fue solo un ejemplo de como las ONG adoptan posturas anti-israelíes en temas donde Israel no tiene practicamente ninguna injerencia, y justifican esa inclusión con datos "anecdoticos" y "ad-hoc" de ONGs Palestinas.

No se si es de machismo implícito el que a nadie le haya generado ganas de hablar en este debate, tampoco se el sexo de los lectores del blog y tampoco recuerdo que te haya alguna vez "doblegado por genero", no es una práctica que yo suela hacer.

Saludos!
Buena Prensa
pd: en PacoBetis han levantado esta nota:
http://sentir-luchar-vencer-podemos.blogspot.com/2006/12/ongs-judeofobas.html

Andrés dijo...

Para este artículo de buenaprensa sería apropiado nombrar un texto de opinión escrito por Julian Schvindlerman acerca de la ignorancia mundial que supone creer que todos los males de Medio Oriente se originan por Israel y el conflicto con los palestinos. Es realmente apropiado ponerlo, ya que de la misma manera que las organizaciones internacionales culpan a Israel del maltrato a la mujer en los territorios palestinos, se culpa a Israel de muchas otras cosas que ocurren en Medio Oriente. El artículo es el siguiente:

"El mito de la centralidad israelí


Julián Schvindlerman

Comunidades 27/12/06

Tiempo atrás, el compositor griego Mikis Theodorakis creó cierta conmoción internacional al afirmar que “los judíos son la raíz de todo el mal”. Una variante políticamente correcta de esta aseveración judeófoba ha estado presente por un buen tiempo ya en el discurso diplomático en lo relativo al Medio Oriente. A saber, la noción de que Israel es la raíz de todo el mal en dicha región. Solamente en las últimas semanas, esta idea ha sido declarada -en léxico diplomático- por dignatarios y políticos tales como el francés Jacques Chirac, el español José Luis Rodríguez Zapatero, el británico Tony Blair, el ganés Kofi Annan, y los estadounidenses James Baker III y Lee Hamilton, entre tantos otros.

Según estos interlocutores, hemos de concluir que las matanzas entre sunitas y chiítas en Irak, el genocidio en Sudán, el avance del fundamentalismo islámico en Somalía, la guerra civil en Argelia, el programa nuclear iraní, la represión política en Siria, la supresión de la mujer en Arabia Saudita, la pobreza en Egipto, y mucho más, tienen su razón de ser en la inexistencia de paz entre israelíes y palestinos. La propuesta es tan absurda que nos cuesta creer que gente bien informada e inteligente pueda suscribir a una impresión tan irracional y reduccionista de la realidad mesoriental. De no ser porque está ganando cada vez más terreno, ella debería ser ignorada con desdén. Pero como en los asuntos del Medio Oriente son las distorsiones las que tienen mas adeptos, cuestionar esta falacia se impone.

La disputa palestino-israelí (o si se prefiere la ampliación, la árabe-israelí), ha sido uno de los conflictos menos letales en la historia moderna de la contienda bélica. Tal como Binyamín Netanyahu ha documentado en su libro A Place Among the Nations años atrás, y Ben-Dror Yemeni lo ha hecho recientemente en las páginas de Maariv, la cantidad de árabes y palestinos muertos en las guerras e intifadas contra Israel totaliza unos 60.000 en un período de casi seis décadas. En ese mismo lapso de tiempo unos 5.000.000 de árabes y musulmanes fueron asesinados en diversas guerras civiles e interestatales en la región. Así se revela una sucesión de tragedias humanitarias abismal: la invasión egipcia al Yemen provocó 250.000 muertes, la guerra civil argelina se cobró 1.000.000 de vidas, la guerra civil libanesa otras 130.000, la incursión libia a Chad generó 100.000 víctimas fatales, las dos guerras civiles en Sudán costaron alrededor de 2.500.000 vidas, la guerra civil somalí mató a medio millón, y la guerra entre Irán e Irak se cobró otro millón más. Estos guarismos desconsideran represiones internas que derivaron en miles de muertes tales como la de jordanos contra palestinos en 1970/71, la de sirios contra musulmanes radicales en 1982, e iraníes khomeinistas contra ciudadanos disidentes en los últimos 27 años.

Nada de esto ocurrió porque los palestinos no hayan tenido un estado propio o porque Israel haya construido asentamientos. La obsesión con la realidad palestino-israelí no permite que el mundo se avoque a la resolución de crisis humanitarias exorbitantes y quienes más sufren por ello son las víctimas de esas masacres. “Israel paga en imagen. Ellos [los árabes] con sangre” señala Yemeni.

El giro actual de esta actitud postula que si tan solo Israel cediera los Altos del Golán a Siria y otorgara la soberanía a los palestinos, entonces Irán renunciaría a su ambición atómica y, junto con Siria, dejaría de promover violencia en Irak. Si tuviera algo de mérito, cabría dar lugar al debate a propósito de la sensatez y la justicia de presionar a un pequeño estado asediado desde siempre con la esperanza de alcanzar la estabilidad en otras áreas. Pero como en todo caso este concepto no tiene gollete, este exceso de atención sobre el meollo entre israelíes y palestinos pasa a ser extremadamente imprudente en tanto distraerá a la familia de las naciones de atender los peligros reales contemporáneos. Ni Irán ni Siria están fomentando una guerra civil en Irak para que los palestinos sean independientes. Los promotores de esta falsedad deben reevaluar sus premisas. Esta vez su error no se traducirá en tragedia para los mismos árabes (cuyo destino en realidad a estos adalides de la ingenuidad nunca les importó) sino para ellos mismos: un Irán nuclear será una amenaza para todo Occidente y no solamente para Israel y la región.

El prospecto de un Irán nuclear acarrea la semilla de dos demonios: el efecto dominó sobre futuros aspirantes al club atómico y el escenario pesadillesco del terrorismo nuclear. Conforme a la visión de Carlos Escudé: “El mundo se nuclearizará, y con ello tendremos la certeza de que casi cualquiera podrá llevar a cabo extorsiones nucleares, escalando el potencial del flagelo terrorista hasta extremos dantescos”. En efecto, si accedemos a convivir con un Irán nuclear, deberemos aceptar la posibilidad de ver algún día un hongo atómico sobre Tel-Aviv o la destrucción de la Capital Federal -ya no sólo la del edificio de la AMIA- como objetivo de un tercer atentado. Estos serán los riesgos. El momento de actuar para evitarlos es hoy, y lo primero que debemos entender es que lo último que ha tenido en mente el régimen iraní -desde el distante 1979 cuando Khomeini tomó el poder por la fuerza en nombre de Allah hasta el presente 2006 cuando Ahmadinejad procura enriquecer uranio- ha sido la causa palestina.

Con la misma vehemencia con que hemos denunciado la calumnia de Theodorakis oportunamente, debemos cuestionar ahora esta nueva versión políticamente más correcta y mucho más peligrosa."

Saludos

noralicia dijo...

que caso este JULIAN escribe igualiiiiiiiiiiiiiiiitoooooooooo a buenaprensa.je.agur

entre kfar saba y kalqilia dijo...

Ahora entiendo lo malo de la ocupacion y es que han hecho a los palestinos unos irresponsables, ellos nunca hacen nada malo ni ellos tienen nunca la culpa de nada.

Si una persona en el mundo occidental viola, mata, envenena, lapida, comete un crimen de honor es juzgada y condenada, pero en Palestina tu matas a tu hermano, envenenas a tu hija o matas a una mujer por crimen de honor y la culpa la tiene la ocupacion de Israel.

noralicia dijo...

entre callao y santa fe, que simplismo para el enfoque, viejo,no se puede creer, chau

 
Free counter and web stats